Mala Fe de las Aseguradoras

Mala Fe de las Aseguradoras

Adquirimos pólizas de seguro con la esperanza y expectativas de que si necesitamos hacer una demanda de seguro, la cobertura no será negada injustamente. Desafortunadamente, las aseguradoras lucran más cuando reciben una cantidad alta por pagos de seguros y pagan muy pocos beneficios. Por esta razón, los intereses prioritarios de algunas aseguradoras no están en sintonía con los intereses prioritarios de sus asegurados.

Cuando las aseguradoras omiten el pago de la cobertura contratada, fallan en la correcta investigación de las demandas, retrasan injustificadamente los subsidios, o fallan en establecer un caso dentro de los límites de las pólizas de la aseguradora, podrían estarse involucrando en conductas ilegales de mala fe. De este modo, si las compañías aseguradoras de su auto o de su casa se ven comprometidas en este tipo de conductas después de un accidente automovilístico, o de motocicleta, o accidentes en su casa, usted podría tener derecho a una indemnización.

Las aseguradoras tienen con sus asegurados varias obligaciones legales. La primera y más importante es que las aseguradoras tienen la obligación de sostener hasta el final un contrato de póliza de seguro. Esto, normalmente significa que las aseguradoras deben defender a sus asegurados en buena fe y pagar cualquier fallo contra ellos.

Las aseguradoras también deben, a sus asegurados, ";la obligación de actuar en buena fe y conseguir un trato justo";, lo que significa que la aseguradora no debe faltar a su palabra o usar medios no éticos para evadir sus obligaciones legales. Aún si la conducta de una aseguradora se colocara técnicamente dentro de los términos especificados en su póliza, la compañía podría violar su pacto de buena fe y trato justo si resulta evidente que, por las circunstancias, ambas partes estan en desacuerdo de los hechos.

Después de un accidente, un asegurado queda a menudo en una posición vulnerable. Podría resultar lesionado, podría perder un ser querido, o enfrentar daños graves en propiedad ajena. Al mismo tiempo, se espera que el asegurado sepa cómo tratar con una aseguradora que podría no tener, en el fondo, sus mismos intereses prioritarios. Las aseguradoras saben que sus asegurados cuentan con poca experiencia en tratar con la industria de los seguros, y muy a menudo toman una injusta ventaja.

La mejor manera de lidiar con una demanda por mala fe de una aseguradora es evitarla totalmente. Al conseguir los servicios de un abogado experimentado y competente, inmediatamente después de su accidente, podría situarlo en condiciones de igualdad y evitar tácticas injustas e inescrupulosas por parte de las compañías aseguradoras.

Si su cobertura le fue injustamente negada, o si su aseguradora no estuvo a la altura de las condiciones de la póliza, llame a los abogados expertos en temas de mala fe de Anidjar & Levine en Florida del Sur. Aún si usted no está seguro sobre si su aseguradora actuó ilegalmente, una consulta gratuita inicial con uno de nuestros abogados expertos en coberturas de seguro, pueden ayudarle a comprender qué tipo de indemnización puede merecer. Lame hoy mismo a nuestras oficinas en Fort Lauderdale, al (800) 747-FREE.