Choques de Frente

Choques de Frente

Un choque de frente ocurre cuando las partes frontales de dos automóviles chocan una con la otra. Este tipo de accidentes puede surgir como resultado de diferentes situaciones. Conducir con descuido en las intersecciones, en las salidas o entradas de autopista, y en curvas pronunciadas. Estas son las causas más comunes entre los conductores para estrellarse de frente. Solamente con un momento de distracción, un conductor intoxicado o hasta una parte defectuosa del automóvil puede llevar a un accidente de choque de frente que puede llegar a ser fatal.

Los choques de frente son muy peligrosos, y a menudo provocan graves lesiones, incluyendo traumatismo cervical y otras lesiones en la columna vertebral, huesos rotos y hasta parálisis. Todavía peor, los choques de frente son frecuentemente fatales. En los Estados Unidos, los reportes estadísticos sugieren que mientras los choques de frente solamente representan el 2% de todos los tipos de choques, también representan el 10.1% de todos los choques fatales.

Los choques de frente, como todos los accidentes automovilísticos, comúnmente son el resultado de conductores negligentes. El término legal negligencia, se refiere generalmente a una falla en actuar razonablemente cuando se tiene el deber legal de hacerlo así. Todos los conductores tienen la obligación de conducir con prudencia y razonablemente por el camino, y cuando un conductor descuidado provoca un accidente, las partes lesionadas pueden tener derecho a una indemnización.

Los abogados expertos en choques de frente de Anidjar & Levine tenemos la experiencia y el conocimiento necesarios para ayudarle a afrontar el sistema legal después de un accidente grave. Si usted o un ser querido ha estado envuelto en un choque de frente, llame hoy mismo a los abogados especializados en lesiones y daños personales de Anidjar & Levine en Florida, al (800) 747-3733. Una consulta gratuita con la firma puede ayudarle a determinar si usted tiene o no derecho a una indemnización por gastos médicos, salarios perdidos, dolor y sufrimiento causados, o incapacidad permanente.